Saltar al contenido

Elfos: Nobles, Bellos e Inmortales seres, con increíbles habilidades

Los Elfos fueron los primeros Hijos de Ilúvatar en despertarse y aventurarse por la Tierra Media.  Son una raza de nobles y bellos seres, agraciados con la inmortalidad, con un aspecto físico similar al de un Hombre.

No ha existido jamás una raza bendecida con mayor abundancia y maldita hasta tal extremo por el destino.

Nombres de los Elfos más importantes de Arda

Quendi, los parlantes

Los Elfos se denominan así mismo con este término. Quendi significa los parlantes, y esto es así dado que fueron las primera raza en utilizar la palabra hablada.Posteriormente, transmitirían este don a otras razas, de ahí la importancia de denominarse por este nombre.

Este don va acompañado de un excelente sentido del oído, y unas habilidades innatas para la música. Es por ello que no es de extrañar que parte de su historia se narre a través de canciones, que  contienen infinidad de preciosos recuerdos para ellos.

Otros nombres por los que también se les conoce son:

  • Los Primeros Nacidos
  • La Antigua Raza
  • El Pueblo del Bosque
  • La Gente Hermosa

Tipos de Elfos en la Tierra Media de Tolkien

Pese a pertenecer todos de la misma raza, los elfos se dividen en diversas étnias o grupos. Los hechos acaecidos  durante su historia, ha marcado la clase a la que pertenece. Acompáñanos durante este repaso.

Calaquendi o Moriquendi, a saber, Elfos de la Luz o Elfos Oscuros

El primer hecho que marca su distinción es entre aquellos que vieron la luz de los Árboles de Valinor, o no. Debes tener en cuenta, que esta clasificación puede tener excepciones, debido a la intensa vida de esta raza.

Por ejemplo, El Rey Thingol rey de los Sindar, era Calequendi, y su reina Melian una Maiar. Sin embargo gobernaban a la raza Sindar que era Moriquendi.

A rasgos generales, tendremos que los:

  • Calequendi o elfos de la luz
  • Moriquendi o elfos de la oscuridad

Entre los Calenquendi, encontramos a los Vanyar, los Noldor y una pequeña parte de los Teleri, los Falmari

Entre los Moriquendi, encontramos a los Falathrim, los Mithrim y los habitantes de Doriath. Por otro lado también están los Elfos silvanos al este de las montañas nubladas, los Elfos Nandor y los Avari, al igual que los Elfos Verdes de Beleriand.

Avari y Eldar, La Gran Marcha a Aman

La Gran Marcho marco la distinción más marcada dentro de la tipología de elfos existentes en Arda. Debes saber que principalmente se catalogan en:

  • Avari, los renuentes
  • Eldar, el pueblo de las estrellas

Los Avari

Son los elfos que rechazaron emprender la Gran Marcha. En su totalidad son Moriquendi, y por lo tanto no vieron la Luz de los Árboles de Valinor.

Forman parte de los Elfos Silvanos, y no fueron los más numerosos en grupo, cuando se produjo la Gran Marcha.

Los Eldar

Normalmente se utiliza este término para referirse a los elfos, dado que en su gran mayoría todos partieron hacia las tierras benditas de Aman. Pero únicamente debe aplicarse a aquellos que emprendieron la Gran Marcha desde Cuiviénen.

Así pues y debido a la serie de acontecimientos acaecidos durante este éxodo masivo, encontramos las siguientes divisiones entre elfos:

  • Los Vanyar: también conocidos como los hermosos, Minyar, los primeros o Elfos de la Luz. En su totalidad son Calaquendi, ninguno regresó de Aman.
  • Los Noldor: también conocidos como los sabios. Al igual que los Vanyar, todos son Calaquendi. En su mayoría retornaron de Aman.
  • Los Teleri: se les conoce como los últimos. Eran el grupo más numeroso y marcharon más despacio.

Muchos de los Teleri, debido a su lento avanzar quedaron atrás, se disgregaron en diferentes subgrupos. Entre ellos los:

  • Nandor: los que volvieron, son Moriquendi y Silvanos. Se separaron y siguieron el curso del río Anduin hacia el sur.
    • Laiquendi: los Elfos Verdes. Hubo un grupo que tras años reanudaron la marcha y terminaron llegando a Beleriand. Son Moriquendi, pero no son Silvanos.
  • Falmari: los Elfos del Mar. Dentro de este grupo se sitúan aquellos Teleri que llegaron a Aman y vieron el mar. Fueron los únicos Teleri Calaquendi. Como los Vanyar ninguno regresó de Aman.
  • Sindar: los Elfos Grises, los Abandonados, Eglath. Gobernados por Thingol, son Morequendi.
    • Falathrim: los Elfos de las Costas, bajo el cuidadod de Cirdan el Carpintero de Barcos, son elfos de las Falas en Beleriand. Son Moriquendi.
    • Mithrim: Nombre sindarin que significa Pueblo Gris, también conocidos como Sindar del Norte. Debido a que utilizaban el color gris para camuflarse en el entorno, recibieron este nombre.
    • Doriathrim: el Pueblo de Doriath. En su totalidad eran elfos sindar que vivan en el bosque de Doriath bajo el amparo de Thingol y Melian. Eran el grueso del puebloSindar.

Características de los Elfos de Tolkien

Aunque son similares a los hombres mortales, los elfos guardan algunas diferencias importantes aunque sutiles:

  • Son más altos
  • Más esbeltos
  • Con menos bello, no tiene barba
  • Rasgos perfectos
  • Piel inmaculada
  • Orejas puntiagudas
  • Ojos brillantes
  • Ágiles y ligeros a pie
  • Resistentes a temperaturas extremas
  • Inmunes a enfermedades

Los Elfos y la Inmortalidad

Los Elfos son inmortales, este hecho hace que su envejecimiento, sea casi imperceptible a los ojos del resto de razas mortales. Su muerte únicamente se produce por dos causas: violencia o cansancio del mundo.

El cansancio del mundo para un Elfo es, verse sumergido en una enorme pena y tristeza. Este hecho le hace perder la voluntad vivir dado que no desea ya más disfrutar del transcurso del tiempo.

Todos los Elfos que fallecen, se reúnen en las Estancias de Mandos. Este lugar también es conocido como el lugar de la Espera, y se encuentra en el extremo occidental de Aman. Todos ellos permanecerán allí, hasta el Fin del Mundo.

Los Elfos como guerreros en El Señor de los Anillos

A lo largo de las diversas edades de la Tierra Media, los Elfos han resistido siempre firmes contra las legiones de la oscuridad.

Su nobleza, elegancia y letalidad en el campo de batalla los convierten en los aliados más valiosos y en los oponentes más temidos de todos.

En la época en la que se desarrolla El Señor de los Anillos y El Hobbit, es un tiempo, donde la población élfica en la Tierra Media se encontraba en decrecimiento.

Cada vez en grupos más numerosos de Elfos, tomaban la firme decisión de volver a las Tierras Imperecederas del Oeste, a Aman, el Reino Bendecido. 

Lo hacían partiendo desde los Puertos Grises, bajo la atenta mirada de Círdan el Carpintero. Los que se quedaban tenían claro, que acabarían tomando el mismo camino.

Galadriel a este éxodo paulatino lo llamaba “la larga derrota”, y tenía claro que mientras quedara alguno de sus congéneres en la Tierra Media lucharía contras las fuerzas oscuras, hasta su último aliento.

Cuando un ejército de Elfos, entra en combate esta devoción por combatir a los ejércitos de la oscuridad, queda reflejada en la batalla. No existen mejores combatientes en toda Arda.

Y es que aunque razas como los Uruk-hai, puedan ser increíblemente fieros y diestros, con una inteligencia superior a los de sus congéneres, la valentia de los Elfos no tiene igual.

Cuando otros ejércitos comienzan a disgregarse, los guerreros élficos, mantienen su posición,  y luchan con una fiereza sin igual. Si los comparas con los humanos, un guerrero elfo da la talla ante cualquiera de sus héroes.

Arqueros

En cualquier ejército de Elfos que se precie, nunca falta esta unidad. Su pericia con el arco y las flechas, es legendaria. En toda la Tierra Media es sabida la letalidad de los Elfos con este arma.

Una lluvia de flechas de una unidad de arqueros, es capaz de arrasar un ejército enemigo antes incluso, de que llegue a cargar. Es por ello que en las huestes élficas suelen contar con un gran protagonismo.

Es normal que la organización de los ejércitos élficos, se organicen los soldados, para dotar de una buena defensa a los arqueros. Esto y una buena posición de disparo, hace de los arqueros élficos una unidad de combate terrible.

No obstante dentro del ejército élfico, son unidades vulnerables, dado que no se encuentran tan protegidos ni armados, como los soldados. Por ello, los elfos tratan de impedir en sus ejércitos a toda costa, que estas unidades establezcan combates cuerpo a cuerpo.

Armadura

Todos los Elfos cuando marchan al combate, llevan una armadura pesada élfica, de extraodinaria calidad. Normalmente, suelen complementarla con un escudo, excepto el caso de los arqueros debido a la necesidad de ambas manos para la utilización del arco.

Estas armaduras son excepcionales, y protegen a sus portadores de forma formidable contra los ataques cuerpo a cuerpo de sus enemigos.

La cara de algún Orco de Moria a cambiado cuando ha visto el poco efecto que ha causado su golpe, en algún miembro de la hueste élfica.

En formación los elfos armados con escudos, suelen situarse delante de sus congéneres con arco, para incrementar la protección de estos. Es por ese motivo, que los escudos suelen ser bastante largos.

Estos soldados élficos con escudo, son un punto de resistencia muy difícil de vencer, en cualquier batalla en la que intervenga la hueste élfica.

Movimiento

En batalla puedes considerar que no es un factor determinante, pero no debe obviarse la gran movilidad de esta raza.

Si la comparas con los Orcos de Moria, o un enano, puedes comprobar que se trata de una pequeña y crucial ventaja en combate cuerpo a cuerpo.

Con esta velocidad, las tropas élficas, cuenta con una mayor iniciativa, que en ocasiones, puede hacer desaparecer la superioridad numérica de sus adversarios.

Las espadas élficas

Utilizadas a una o dos manos, las espadas élficas son armas letales blandidas por esta raza. La flexibilidad de poder utilizarlas de una u otro modo, les dota de flexibilidad a la hora de cambiar entre golpes normales u otros más lentos pero más fuertes.

Este hecho les hace ser unos espadachines más versátiles sobre el campo de batalla. Esto unido a su escudo, les permite adaptarse a cada situación mejor que cualquier otro guerrero en el campo de batalla.

En mitad de la batalla, suelen combinarse en parejas, combinando ambas opciones. Así uno de los dos utilizará golpes a una mano para realizar golpes más rápidos, y el otro utilizará golpes más fuertes, para aumentar las posibilidades de liquidar a su enemigo.

Esta forma de combatir, les ha ayudado en multitud de ocasiones, contra enemigos mucho más poderosos que ellos. Sólo hay que recordar que esta noble raza ha combatido contra seres tan poderosos como los Balrogs, y han salido vencedores.

Físicamente, las espadas élficas, son espadas curvas, de una artesanía excepcional. Pocas armas están tan perfectamente equilibradas.

Este hecho provoca que los diestros guerreros elfos, puedan blandir sus largas hojas de una forma rápida, provocando una sucesión de cortes y acometidas letales para muchos de sus enemigos.

En muchas ocasiones los elfos combinan esta larga espada con otro tipos de armas, como espadas cortas o dagas. Este hecho no es más que otro indicativo, de que te encuentras ante una de las razas de Tolkien más letales.

Lanceros

Los lanceros elfos parten siempre a la batalla con largas lanzas y un escudo, siempre preparados, para dotar de una defensa superior en combate, a otros guerreros del ejército.

Su facilidad para escudarse, y atacar en varias filas, los hace unidades francamente duras de derrotar en batalla.

La combinación con otras unidades, los convierte aún en guerreros más peligrosos. Si luchan con guerreros elfos con espadas a dos manos, pueden cubrirlos, para que estos infrinjan mayor daño.

De igual modo si se combinan con arqueros, ayudarán a que éstos no sufran ninguna herida en combate.  Y es que aprovechar las huecos que pueden dejar los lanceros a través de sus escudos, son ventanas de oportunidades para el ojo letal de un arquero.

Êlnaith (Caballería élfica)

Si el movimiento de un elfo es excepcional, montado en un corcel los convierte en enemigos realmente mortíferos. A lomos de sus caballos, su destreza se combina con una montura de un linaje tan antiguo como la suya.

Muchos señores élficos cuentan con su propia caballería, aunque también es cierto que otros eligen otro tipo de monturas. No obstante, los caballos son la primera elección de un señor elfo.

 Tanto los Rohirrim como los elfos, tienen cualidades innatas a lomo de estas bestias. En la dilatada historia de la Tierra Media, pocos son capaces de igualarlos.

Desde los días anteriores a los Anillos de Poder hasta los grandes días de la Última Alianza, lo último que escucharon muchos sirvientes de Morgoth y de Sauron fue el retumbar del galope de los jinetes de los Primeros Nacidos.