Saltar al contenido

Legolas, la Hoja Verde del Reino del Bosque

Cómo pintar a Legolas
Empieza a pintar el contenido de la caja Minas de Moria.
Minas de Moria contiene todo lo que necesitas para empezar a jugar a El Señor de los Anillos. Entre las miniaturas de la caja se incluyen los nueve integrantes de la Compañía del Anillo. En este artículo, Adrian Wood nos enseñará a pintar personajes, con Legolas como ejemplo.

Aunque puedes jugar con las miniaturas de Minas de Moria nada más abrir la caja, no hay nada como jugar las partidas con las miniaturas pintadas. De hecho, pintar miniaturas para juegos de estrategia es un pasatiempo muy satisfactorio en sí mismo.

Es posible que ya hayas pintado algún que otro Orco de Moria (abajo) de acuerdo a la guía para pintar estas criaturas que aparece en el libreto de Minas de Moria. No obstante, éstos necesitan oponentes, algo que nos lleva directamente a la Compañía.

Legolas, un letal arquero y príncipe de los Elfos Silvanos se une a la Compañía para proteger y guiar a Frodo Bolsón en su viaje para destruir el Anillo en los fuegos del Monte del Destino. Legolas es un buen punto de partida, pues muchas de las técnicas que se utilizan para pintarlo se usarán también con otros miembros de la Compañía.

Antes de empezar
Antes de aplicar ningún otro color, aplica a toda la miniatura una capa base con Negro Caos (es mucho más sencillo pintar sobre una capa de pintura que directamente sobre el plástico). Cuando la capa base esté totalmente seca, sigue el paso a paso que te ofrecemos a continuación. Asegúrate de que la pintura aplicada en cada etapa está seca antes de pasar al siguiente paso.

También es útil asegurarse de que tienes todo lo necesario para pintar antes de empezar (consulta el listado de la derecha). Las pinturas y el pincel de la caja de pintura de las Minas de Moria para principiantes es un buen punto de partida, pero con algún que otro color más podrás variar el aspecto de las miniaturas.

Consejos de pintura
Cuidar los pinceles
La clave para conseguir miniaturas con un buen aspecto es aplicar pintura de forma limpia, algo mucho más sencillo si tu pincel tiene una buena punta. Si tu pincel pierde la punta, moja las cerdas y pásalas por un pañuelo de papel haciendo rotar el pincel suavemente hasta conseguir una punta. Además, después de aplicar cada color, limpia el pincel con agua y sécalo con un pañuelo de papel.

Agua limpia
Cambia el agua después de utilizar pinturas metálicas para que las virutas de metal no se mezclen con los demás colores.

¡No te asustes!
Los colores uniformes hacen que una miniatura tenga buen aspecto. Si te sales y pintas por encima de otro color no debes preocuparte, cuando se seque la pintura, toma el color original sobre el que te has salido y cubre la zona con él.

Pulso firme

Gran parte del truco para pintar bien consiste en tener un pulso firme. Si apoyas los codos en la mesa de pintura y una mano en la otra podrás acercarte la miniatura a los ojos y, además, minimizar en gran medida el temblor típico del pulso.

¿Cuánta pintura?

Tan solo deberías introducir la puntita del pincel en la pintura. Esto se debe a que tienes que evitar que el aro de metal del pincel tenga pintura, algo que dañará el pincel a medio plazo.

Mangas y pantalones

Empieza pintando las mangas de la camisa y los pantalones de Legolas con Gris Sombrío (no cojas mucha pintura con el pincel). A continuación, aplica una capa uniforme de pintura en los ropajes. Si no consigues una capa muy uniforme a la primera, deja que se seque la pintura y aplica otra capa para que el color resulte más sólido.

Túnica

Botas, guardabarazos y arco
Pinta la túnica con Verde Ángeles Oscuros. Aplica una capa uniforme, como en el caso de los pantalones. Pinta las botas, los guardabrazos y el arco con Marrón Bestial. En este caso también debes aplicar una capa uniforme.

Piel

Utiliza Metalizado Bólter para pintar todas las zonas metálicas. Toma poca pintura con el pincel cada vez y aplica una capa uniforme, como has hecho hasta ahora. Pinta la piel de Legolas con Carne Enana. Si no consigues una capa muy uniforme a la primera, deja que se seque la pintura y aplica otra capa para que el color resulte más sólido.

Pelo

Pinta el pelo con Hueso Deslucido. No te preocupes si para conseguir una capa uniforme de este color tienes que aplicar varias manos de pintura. Para acabar, pinta la peana con un color gris. Para conseguirlo, mezcla Negro Caos y Blanco Hueso a partes iguales o utiliza Gris Codex (si dispones de este color).

Cómo preparar la miniatura

Primero limamos todas las rebabas de la miniatura y la pegamos sobre la peana. Después, la imprimamos con Spray Negro Caos y repasamos con pintura Negro Caos diluida con agua todos aquellos recovecos que no habían quedado bien imprimados con el spray.

Cómo pintar la miniatura

Utilizamos Carne Enana como color base para pintar la cara. Luego le aplicamos un lavado de tinta con Tinta Marrón Avellana y luego le dimos otra capa de Carne Enana. Para hacer las sucesivas luces fuimos mezclando cada vez más Carne Pálida con Carne Enana.

Pintamos los pantalones con una mezcla de Negro Caos y Gris Lobos Espaciales. Después, fuimos añadiendo más y más Gris Lobos Espaciales a esta mezcla mientras aplicábamos las luces.

Utilizamos Gris Sombrío para pintar la camisa y mezclamos este color con Gris Lobos Espaciales para iluminarla. Por último, le aplicamos un lavado de tintas con Tinta Azul Claro diluida.

Mezclamos Verde Ángeles Oscuros, Marrón Quemado y Negro Caos a partes iguales y utilizamos esta mezcla como color base para pintar la capa. Añadimos Gris Piedra a esta mezcla para iluminar las partes más oscuras de la capa. A todo esto le aplicamos un lavado de tinta con Tinta Negra diluida.

Utilizamos una mezcla de Verde Ángeles Oscuros y Marrón Quemado para las partes más claras de la capa. Luego añadimos Gris Piedra a esta mezcla para iluminar las zonas que acabábamos de pintar.

Pintamos el pelo de Legolas con una mezcla de Marrón Bestial y Marrón Cuero. Para iluminarlo, añadimos más Marrón Cuero a la mezcla y, después, Hueso Deslucido, de forma que la mezcla se aclaró aún más.

Los detalles

Pintamos el cinturón con Marrón Quemado, lo iluminamos con Marrón Bestial y le aplicamos una capa más de luces con una mezcla de Marrón Bestial y Hueso Deslucido.

Pintamos el carcaj con una mezcla de Marrón Quemado y Negro Caos. Primero utilizamos Marrón Quemado para iluminarlo y luego mezclamos este color con Marrón Alimaña para aplicar las últimas luces. Para acabar, le aplicamos un suave lavado de tinta con una Tinta Negra diluida.

Pintamos las correas del carcaj con Carne Oscura, que iluminamos con Marrón Cuero. Las iluminamos aún más mezclando Marrón Cuero con Hueso Deslucido y, finalmente, les dimos un lavado de tinta con Tinta Marrón diluida.

Pintamos el arco con Marrón Quemado y lo iluminamos con Carne Oscura, a la que luego añadimos Marrón Alimaña para aplicar las luces finales.

Los Retoques

Utilizamos Marrón Quemado como color base para pintar las flechas. Luego, a este color le añadimos Marrón Bestial para aplicar las luces.

Pintamos las plumas con una base de Marrón Bestial. Para iluminarlas, mezclamos Marrón Bestial y Marrón Cuero, mezcla a la que más tarde añadimos Marrón Bubónico para aplicar las últimas luces.

Pintamos las muñequeras y las botas con una mezcla de Negro Caos y Marrón Quemado. Utilizamos Marrón Quemado para aplicar la primera luz; luego, fuimos añadiéndole más y más Hueso Deslucido conforme aplicábamos más luces.

Utilizamos Oro Brillante para pintar todas las zonas doradas. Para iluminarlas, mezclamos Oro Brillante y Plateado Mithril a partes iguales. Después, añadimos más Plateado Mithril a esta mezcla para acabar de iluminar estas zonas.

Capa élfica

La miniatura de Legolas que puedes encontrar en la caja Emboscada en Amon-Hen lleva la capa élfica que le entrega Galadriel. Pintamos esta capa con Negro Caos; luego, mezclamos a partes iguales Negro Caos y Hueso Deslucido para aplicar las primeras luces y, a continuación, fuimos añadiendo más y más Hueso Deslucido a esta mezcla para aplicar las últimas luces.

La peana

Aplicamos cola blanca a la peana y la sumergimos en arena. Cuando se secó esta mezcla, le aplicamos una capa de Tinta Marrón diluida. A continuación, le dimos dos capas de pincel seco, una con Marrón Cuero y otra con Gris Piedra y, finalmente, volvimos a aplicar cola blanca sobre ciertas partes de la peana y la sumergimos en césped electrostático.