Saltar al contenido

El Balrog de Moria, el último Demonio del Poder

El Balrog es la miniatura de mayor tamaño de toda la gama de El Señor de los Anillos. Pensamos que os resultaría interesante saber cómo hemos pintado esta “colosal” miniatura.

Cómo montar la miniatura

Tras preparar la miniatura, eliminándole las rebabas y limándola allí donde fuese necesario, comprobamos que todas las piezas encajasen correctamente antes de empezar a montarla. En primer lugar, anclamos las alas una a otra y después las anclamos al cuerpo. Como la miniatura montada pesa bastante, es una buena idea anclarla a una base. A continuación, pegamos las diferentes piezas en su lugar y rellenamos los posibles huecos con masilla verde. En algunas zonas de la miniatura (sobre todo en las uniones), modelamos la masilla verde para que pareciese piel agrietada. Por último, imprimamos la miniatura con spray negro y luego le dimos una capa de pintura Negro Caos muy diluida para tapar las zonas que el spray no cubrió en su totalidad.

Pintado de la miniatura

Las zonas de la miniatura que íbamos a pintar con un efecto de llamas, como la espada y la crin, las pintamos con Blanco Cráneo. Las hendiduras que quedaron entre la piel agrietada y las alas también las pintamos con Blanco Cráneo. No te preocupes demasiado si rebasas con la pintura la zona correspondiente, después dispondrás de tiempo para rectificarlo.

Sobre la capa de Blanco Cráneo aplica una mezcla a partes iguales de Naranja Llamarada y Tinta Naranja. Después, aplica las sombras con una mezcla de Naranja Llamarada y Tinta Roja muy diluida. A continuación, añade Rojo Entrañas a la mezcla anterior y aplícala en las llamas de la espada y la crin como si fuese un lavado de tinta. Para iluminar estas zonas y las de piel agrietada, preparamos una mezcla compuesta por dos partes de Amarillo Dorado y una de Blanco Cráneo. A esta primera mezcla añadimos posteriormente más cantidad de Blanco Cráneo para las luces sucesivas. Les dimos a las llamas un aspecto vitrificado con Tinta Amarilla muy diluida. Una vez hecho esto, es el momento de repasar con Negro Caos las áreas de las alas y la piel que hayas rebasado anteriormente con la pintura. Al hacer esto, delimitas cuidadosamente las zonas de la miniatura.

Aplicamos una mezcla a partes iguales de Negro Caos y Gris Codex en zonas de piel como la panza y los brazos. A esta mezcla añadimos una mayor cantidad de Gris Codex para aplicar una primera luz. Para aplicar las últimas luces, solo dadas en puntos muy sobresalientes, añadimos Hueso Deslucido.

Los detalles

Como color base de los cuernos utilizamos una mezcla a partes iguales de Negro Caos, Marron Bubónico y Gris Codex. A esta mezcla inicial añadimos más cantidad de Marrón Bubónico y Hueso Deslucido para aplicar la primera luz. Luego, fuimos añadiendo cada vez más Hueso Deslucido para aplicar las luces posteriores.

La primera capa de la piel cuarteada de Balrog la pintamos con una mezcla compuesta de dos partes de Negro Caos y una de Gris Codex. A este color base añadimos más cantidad de Gris Codex para aplicar las luces. Preparamos la mezcla opuesta a la inicial, dos partes de Gris Codex y una de Negro Caos, para aplicar las últimas luces.

Los detalles finales

Pintamos las garras con una mezcla de Negro Caos y una cantidad muy pequeña de Gris Codex que aplicamos en los bordes y separaciones de las garras. Una vez barnizada la miniatura, a estas zonas les dimos capas sucesivas de Barniz Brillante.

En la peana aplicamos una capa de cola blanca y luego esparcimos sobre ella un poco de arena. Una vez seca la cola, le dimos un lavado de Tinta Marrón a la arena; después, le aplicamos un pincel seco con una mezcla de Marrón Cuero y Gris Piedra y, finalmente, esparcimos un poco de césped electroestático sobre la peana.

Las piedras de la base las pintamos con Negro Caos; color al que añadimos una pequeña cantidad de Blanco Cráneo para preparar una mezcla que aplicamos a las piedras mediante pincel seco en sucesivas luces. La empuñadura del hacha la pintamos con Marrón Quemado y le dimos la primera luz con una mezcla de Marrón Quemado y Marrón Bestial. A esta mezcla añadimos más cantidad de Hueso Deslucido a medida que íbamos aplicando las sucesivas luces. Pintamos el metal con Metalizado Bolter y lo iluminamos primero con Cota de Malla y luego con Plateado Mithril. Por último, le aplicamos un lavado de Tinta Marrón.