Saltar al contenido

Rohan la casa de los Jinetes Rohirrim

Cómo construir una casa de Rohan
Un proyecto de modelismo de Mark Jones

Un asentamiento aislado localizado en las praderas de Rohan.
Después de ver la película Las Dos Torres, el diseñador de escenografía Mark Jones del equipo de ‘Eavy Metal encontró la inspiración que necesitaba para construir una casa de Rohan. Dave Cross decidió investigar cómo le fue el proyecto.

Soy un ávido aficionado de El Señor de los Anillos y, después de ver Edoras en Las Dos Torres, decidí construir una casa de Rohan. Su aspecto distintivo la convertía en un proyecto muy atrayente.

Después de calcular las dimensiones del edificio, dibujé en un papel las plantillas de todas las secciones de muros y tejado. Aquí puedes descargar una copia de estas plantillas.

Valiéndome de las plantillas como guía, recorté estas secciones de una lámina de cartón de un milímetro de grosor. Usé cinta de carrocero para fijar las secciones y para poder hacerme así una idea de las dimensiones de la casa.

Como el aspecto de la casa me pareció el deseado, apliqué pegamento a las uniones. Inserté unos refuerzos triangulares en las esquinas de cada sección para ayudar a mantener la estructura de la casa durante el resto del proceso de construcción. Cuando acabé el montaje, esperé a que se secara.

Aspecto de la casa una vez finalizada.
El siguiente paso en el proceso era crear la textura de madera de los muros. Con un lápiz y una regla dibujé unas líneas sobre una lámina de madera de balsa dejando una separación de 5 mm entre cada una. Esta operación la repetí en toda la lámina de madera de balsa.

Una vez completadas, utilicé otra vez las plantillas para trazar con lápiz sobre el cartón las secciones de muro y de la entrada.

Para evitar que la madera de balsa se rompiese mientras cortaba las secciones, pegué cinta de carrocero en la cara inferior. A continuación, corté todas las secciones, incluidas las ventanas.

Cuando se secó el armazón de cartón, pegué las tiras de madera de balsa en los muros teniendo cuidado de alinearlas adecuadamente y de dejar espacio suficiente para encajar también las ventanas y la puerta de la casa. Las tiras de madera de balsa de 5 mm las usé para añadir detalles verticales sencillos a las esquinas y a las secciones de muro de la vivienda. Para medirlas, las apoyé en el lateral de la casa y, a continuación, las corté. Después las pegué para cubrir las secciones de muro y las esquinas.

Usé de nuevo las plantillas para cortar la puerta y las contraventanas de madera de balsa asegurándome de que el efecto de las tablas de madera quedase vertical. Las puertas y las ventanas las monté para que sobresaliesen sobre el cartón y luego las pegué.

Los detalles de las ventanas consistieron en añadir los marcos, fabricados con tiras de madera de balsa de 3 mm de ancho. Encajé la puerta con dos bisagras de cartón de 3 mm de anchura.

Para acabar la puerta, le hice un tirador con un trozo de alambre fino que doblé sobre un pincel hasta darle forma circular. Después lo pegué en su sitio con un poco de masilla verde.

Con la combinación de dos casas y una torre puedes crear una torre de vigilancia.
El tejado
La forma básica del tejado la hice con el mismo sistema, a partir de un trozo de cartón y utilizando las plantillas de papel. Después doblé la pieza de cartón por el centro para darle la forma de tejado. Le añadí dos soportes triangulares para que el tejado tuviese puntos de apoyo y mantuviese su forma.

El techo de paja lo hice recortando dos bandas de pelo de un “osito Teddy” de imitación (¡pobre oso, nunca volvió a ser el mismo tras el corte de pelo!), lo bastante grandes para que cubriesen las dos secciones del tejado. Las pegué después sobre el tejado mientras presionaba. Cuando se secó, lo pegué al armazón del edificio con cola blanca.

Con la ayuda de un cepillo de dientes viejo, le apliqué una mezcla compuesta de una parte de cola blanca y aproximadamente una parte de agua. Extendí la mezcla sobre la capa de paja y, cuando la cubrí totalmente, volví a pasarle el cepillo en sentido contrario para reducir el volumen y crear el efecto de “techo de paja”. Esperé a que se secara la cola blanca, corté otra tira de paja para situarla en el centro del tejado y repetí el efecto de estera en el resto del tejado. Cuando se secó todo, recorté los bordes de la sección del tejado para darle un acabado tosco.

El gablete del tejado consistió en dos largas vigas de madera decoradas, recortadas de una lámina pequeña de madera de balsa. Después de cortarlas, marqué el punto donde las dos vigas se cruzaban (para dar la impresión de dos piezas de madera unidas) y, a continuación, las pegué con cola blanca.

La casa está asentada sobre una sólida base de piedra construida a partir de una plancha de poliestireno. La pieza mide 210 mm x 150 mm y tiene un grosor de 25 mm. Corté de la parte delantera de la base un trozo de 40 mm de ancho y 20 mm de grosor.

Corté este trozo a una altura de 18 mm y entonces recorté un escalón 6 mm hacia abajo y 10 mm hacia adentro. Esta pieza más pequeña la pegué a la base de la pieza más grande y de esta forma completé los escalones. Para terminar la sección de la base, los pegué en sus huecos originales.

Cuando hayas perfeccionado tu técnica construyendo la casa básica, estarás preparado para emprender un proyecto de modelismo de mayor envergadura como la Gran Sala.
A continuación, pegué la base de poliestireno a una lámina gruesa de cartón de las mismas dimensiones. El efecto de piedra lo conseguí con una lámina de papel grueso que recorté dándole la forma de pequeños rectángulos irregulares (aproximadamente de 10 mm de altura y 15 mm de longitud). Pegué estas piezas a la base para dar la impresión de que la base estaba construida con bloques de piedra.

El último elemento de construcción fueron las columnas, que tienen un diámetro de 5 mm. Recorté dos piezas de 60 mm de longitud y otras dos de 50 mm.

El borde de las columnas más cortas se biseló para que se unieran al tejado correctamente.

Una vez hecho esto, marqué las bases y les practiqué unos agujeros de 10 mm de profundidad para insertar en ellos las columnas. Cuando logré ponerlas en la posición adecuada, las pegué.

Para acabar las columnas más largas, añadí unas piezas decorativas en la cornisa hechas con trozos sobrantes de madera de balsa.

La casa estaba ya construida y preparada para ser pintada. Primero la imprimé con Negro Caos. El efecto del paso del tiempo lo conseguí aplicando un pincel seco a cada sección del edificio. Pinté la base de piedra con sucesivas capas de mezclas cada vez más claras de Negro Caos y Gris Codex y después de Gris Codex y Blanco Cráneo. Para conseguir la apariencia de la madera, apliqué una mezcla compuesta de Negro Caos, Marrón Quemado, Gris Codex y Hueso Deslucido. A la mezcla inicial le apliqué después varias luces. Por último, pinté el techo de paja añadiendo Marrón Cuero y Marrón Vómito a la mezcla.

Los defensores son superados en número por la imparable horda uruk-hai, que rodea el asentamiento de Rohan.