Saltar al contenido

Gárgolas

Las vemos desde pequeños, habitan en fachadas y tejados de las iglesias, sus grotescos rostros en ocasiones nos aterran y en otras nos hacen gracias. Las gárgolas han estado con nosotros ya desde hace mucho tiempo.

gargolas gargola demonio petreo

Etimología

El término gárgola proviene del francés gargouille, a su vez viene de gargouiller que significa producir un ruido similar al que hace un líquido por un tubo.

¿Qué es una gárgola?

Una gárgola es un ser mitológico, se trata de una criatura mágica de aspecto siniestro con alas de murciélago, ojos incandescentes, unos cuernos pequeños y una piel similar a la piedra. 

Se dice que un mago las creó a partir de darle vida a los desagües esculpidos con forma animal, por lo que no necesitan  ni comer ni beber.

Se dice que atacan por el mero hecho de hacer daño a la gente, y que pueden atacarte en cualquier momento haciéndose pasar por simple decoración, de lo cual puede sustraerse que se trata de seres increíblemente pacientes.

Durante la edad media, se le atribuían poderes mágicos como la transformación en otras criaturas, pero con un cierto toque más siniestro o monstruoso. 

Historia de los demonios pétreos

El orígen de estas criaturas se remonta a la Edad Media, que con el auge de los bestiarios y las creencias religiosas fueron desencadenante junto a la imaginación de los artistas de la época.

Está claro que la imaginación de los artistas medievales estaba impulsada por antiguas leyendas y mitos. Así, hay registros de que las primeras gárgolas eran llamadas grifos, dando muestras de sus orígenes más primerizos.

No obstante, la representación de los “grifos” sino que eran representados como otros seres fantásticos que tomaban forma de animales, seres humanos o una mezcla de ambos. Pero siempre mostrando un cierto cariz monstruosos.

En la arquitectura

En el contexto de la arquitectura podemos empezar a ver gárgolas como elementos arquitectónicos a partir del auge de la iglesia en el Gótico. 

Se trata de figuras demoníacas o intencionadamente grotescas que decoras el exterior de las iglesias y catedrales góticas. 

 Desempeñan una doble función, en primer lugar sirven como desagüe de la iglesia, saliendo agua de la boca de estos seres. Y en segundo lugar se utiliza como elemento estabilizador, al igual que los arbotantes, vueltas y otros elementos.

También hay una dicotomía entre lo que simbolizan las gárgolas, en un primer lugar esa apariencia grotesca se dice que representa que las gárgolas y la otra compresión de la criatura es que actúa como una especie de espantapájaros.

Aunque el uso de la gárgola como elemento estético predomina en el gótico, durante los períodos del Renacimiento y el Barroco aunque en menor medida.

En la cultura actual

En la actualidad estamos acostumbrados a la figura de las gárgolas en tanto iglesias y catedrales, tanto que el hecho de que salga en novelas, videojuegos y juegos de mesa no supone un hecho sorprendente.

Estas criaturas inspiran la serie Gárgolas que trata como un clan de criaturas guerreras que se transforman en piedra durante el día tendrán que adaptarse a los tiempos modernos para proteger a los ciudadanos del Manhattan actual. 

Basados en las 56 gárgola de la catedral de Notre Dame, París, imán turístico para el enclave artístico, en la película de Disney El Jorobado de Notre Dame (adaptando el musical de Victor Hugo) encontramos a tres personajes inspirados en estos seres. 

Durante el evento de Halloween en el videojuego Fortnite, se añade un desafío que consiste en bailar delante de las distintas gárgolas que añaden para el evento. Lo cual anima a los jugadores explorar el mapa para buscarlas.

En el universo de la Games Workshop también podemos encontrarlos, primeramente en Warhammer Fantasy donde se trata de unos diablos menores.

En Warhammer 40.000 se trata de las unidades que empiezan los ataques por parte de los ejércitos de los tiránidos, que ven a las demás formas de vida como mero alimento.

Y finalmente en el juego de la compañía Mantic: Kings of War, encontramos este tipo de criaturas, las cuales son bastante débiles, pero tienen mucha regeneración y mucha movilidad al poder volar.