Saltar al contenido

Manticoras

Esta poderosa y temida criatura con orígenes de la mitología persa ha poblado las pesadillas de mucha gente debido a lo aterrador que puede ser llegar a cruzarse con ella. 

manticora

Etimología de la Devoradora de Hombres

El término mantícora significa “devorador de hombres” y proviene del  pahlavi temprano, idioma persa,  مارتیا martya “hombre” y خوار xwar- “comer”.

Mantícora, así proviene del término latín mantichora que a su vez proviene del griego antiguo  μαρτιχώρα, mantichora. 

Características

Se trata de una criatura en cierto aspecto a la esfinge egipcia, pues tiene el cuerpo de un león rojo, cabeza humana, tres filas de afilados dientes, alas de murciélago y una cola de dragón o murciélago. 

También se dice que puede disparar poderosos aguijones venenosos que son capaces de matar o paralizar a su víctima. 

Orígen del mito

El orígen de la mantícora tiene orígenes persas, dónde se la conocía como devorador de hombres.

Pasó a formar parte del folclore europea a través de una anotación de Ctesias, un médico griego de la corte persa del rey Artajerjes II en el siglo IV a.C en su voz Indica, que llegó a circular entre varios escritores griegos. 

El escritor griego Pausanias, en su Descripción de Grecia habla de un modo muy escéptico de esta criatura, comparándola con un tigre y concluyendo en que se trata de una falsa historia que los indios transmiten entre sí.

Plinio el viejo, no obstante no mostró tanto escepticismo como Pausanias,  sino que siguió la historia de natural de Aristóteles.

Aparición medieval 

Debido a que Plinio en su obra escribió, no se sabe consciente o inconscientemente, la mantícora como manticorus  durante la Edad Media se distingue de la mantyger.

Durante esta época se empezó a tomar presencia en la heráldica inglesa a finales del siglo XV, donde apareció en una medalla del varón Hastings y durante el siglo siguiente, por Robert Radcliffe y Sir Anthony Babyngton.

La exposición de la mantícora a la heráldica influyó al arte, como sucede en representaciones manieristas como en la Alegoría del Triunfo de Venus, de Bronzino. Aunque las principales influencias se verían reflejadas en los motivos decorativos del grutesco. 

En la cultura popular actual

Actualmente las mantícoras han llegado a distintos públicos a través de los juegos de mesa, videojuegos y wargames. 

Puede encontrarse la mantícora en muchos un ejemplo de esto es el juego de supervivencia ARK: Survival Evolved donde aparece como un jefe de final de juego.

También existe un mod del videojuego Minecraft, llamado Mo’Creatures, que añade muchos animales y seres vivos, entre ellos se incluye la mantícora. 

En el juego de navegador Grepolis, la mantícora se trata de una poderosa unidad militar disponible dentro del juego.

Pueden encontrarse mantícoras en  el juego de cartas Magic: el encuentro, llegando a mostrar distintas variedades de estos seres. 

En el aspecto de los wargames podemos encontrarlo presente en el popular,  Warhammer Fantasy, su secuela Warhammer Age of Sigmar y en el juego de Mantic, Kings of War. Normalmente perteneciente a ejércitos de alienación caótica se usan como poderosas bestias de debido a su gran fuerza y a la letalidad de sus alientos.