Saltar al contenido

Relojes de la Segunda Guerra Mundial

Los relojes fueron una parte del equipamiento crucial durante el conflicto presente en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Su importancia radica en que eran muy necesarios para coordinar las operaciones de todos los bandos, para poder actuar todos al mismo tiempo. 

Los mejores Relojes de la Segunda Guerra Mundial en Amazon de 2023

No products found.

Dirty Dozen, los relojes británicos

Ante la invasión de Polonia, tanto Gran Bretaña como Francia respondieron por el tratado que tenían firmado y entraron en guerra con la gran máquina de guerra germana.

No obstante, los ejércitos ingleses no estaban tan preparados para la guerra como sus oponentes. De este modo, se vieron ante la necesidad de suministrar relojes a todo su ejército.

El problema que tenían las fuerzas inglesas sobre los relojes era que su manufacturación de relojes era mucho peor que las de ingenierías suizas. Por lo que se decidió adjudicar contratos a empresas de Suiza, que era neutral.

Con objetivo de la guerra, los suizos diseñaron el reloj estándar que sería utilizado por todas las fuerzas británicas que sería denominado WWW “wrist, watch, waterproof” (muñeca, reloj, resistente al agua).

Así, una vez establecido el modelo a fabricar se adjudicó a doce empresas suizas, y se llamaron a estos relojes Dirty Dozen. Las empresas a las que se le adjudicaron estos contratos fueron: 

  • Buren
  • Cyma
  • Eterna
  • Gran
  • Jeaguer-LeCoultre
  • Lemania
  • Longines
  • IWC 
  • Omega
  • Record
  • Timor
  • Vertex

Las características de estos relojes serían, así mismo, las siguientes:

  • Caja y dial negro
  • Diámentro de la caja entre 35mm y 38mm
  • Mecanismo a cuerda de 15 joyas de gran precisión
  • Segundero a las 6 en punto, por simplicidad
  • Resistencia a la presión y al agua
  • Manecillas y números luminosos
  • Caja y cristal resistentes a las actividades militares

Como curiosidad, aún a día de hoy el número total de estos relojes que fueron fabricados aún es desconocido ya que sigue clasificado por el Ministerio de Defensa Británico.

Flieger A, los Relojes de la Luftwaffe

Los relojes alemanes fueron usados principalmente por artilleros, navegantes y pilotos alemanes por lo que su diseño es bastante interesante.

Se trata de relojes bastante grandes, la caja es de 55mm de diámetro, debido a que el mecanismo que se usaba en los relojes pertenecía a relojes de bolsillo, no de pulsera.

Su gran tamaño también era consecuencia de estar pensado para ser llevado por encima de unos gruesos de cuero, ya que a las elevadas temperaturas que volaban los aviones se llegaba a varios grados bajo cero.

Siguiendo el motivo de los guantes, estos relojes tenían una gran larga correa de cuero. Muchos oficiales llevaban el reloj colgado del uniforme a la altura del pecho en el bolsillo.

El mecanismo tenía un pequeño truco, si se tiraba de la gran corona que tenía el reloj, se podía detener el segundero para así poder sincronizar los relojes durante las operaciones.

Seikosha Tensoku, los relojes japoneses

La marca Seikosha pertenece a la marca Seiko, es una rama de la empresa que empezó a hacer relojes de bolsillo y que acabaría haciendo los relojes del Ejército Imperial Japonés.

Los relojes eran de gran necesidad para este ejército ya que en muchas ocasiones volaban o navegaban en sitios donde no había puntos de referencia donde fijarse, con lo que el uso de los relojes les permitía establecer un sistema de coordenadas.

Estos relojes eran, al igual que los modelos alemanes, relojes muy grandes al igual que fáciles de leer, para ser usados por encima de los guantes de vuelo.

Para que sus números y varillas fueran luminiscentes fueron pintados con radio, un material luminiscente y muy radioactivo.

Actualmente quedan muy pocos de estos relojes al ser los relojes que usaban los kamikazes e inmolarse junto a ellos.