Saltar al contenido

El Enano Blanco

Las reglas del personaje más famoso de esta raza

Trasfondo original por Nigel Stillman, con las nuevas reglas de Anthony Reynolds. Para poder usar al Enano Blanco en una partida hay que contar con el beneplácito del oponente.

Este legendario Enano es conocido en khazalid, la lengua de los Enanos, como Grombrindal, que se significa más o menos “el antepasado de barba blanca”. A lo largo de los siglos ha recibido varios nombres, pero este es el por el que se le conoce más.

Los últimos rayos carmesíes de luz solar se esparcían por el campo de batalla a la puesta del sol tras la carnicería de aquel día. El último puñado de guerreros enanos había resistido frente al ataque de los Goblins, pero a la llegada de la noche el valor de los Goblins se vería reforzado y volverían a atacar. Esta vez no iban a dejar supervivientes. Uno por uno, los fatigados Enanos empezaron a entonar sus canciones fúnebres. Uno por uno fueron cantando hasta que una única figura envuelta en una capa permaneció en silencio, firme y desafiante.

La Saga del Enano Blanco
Nadie sabe dónde encontrar al Enano Blanco. Aparece cuando y donde su pueblo se ve en graves dificultades. Cuando todo parece ir mal para los Enanos, llega él. Se le ha visto muchas veces a lo largo de la extensa historia de los Enanos y se tiene constancia de su misteriosa e inesperada aparición en los momentos más aciagos de la batalla en multitud de sagas. Cada vez que ha aparecido, las tornas han cambiado a favor de los Enanos. En una ocasión, Umthi el Maldito y sus camaradas quedaron rodeados por los Goblins. Cuando todo parecía estar perdido, la horda goblin se retiró presa del pánico y se pudo escuchar a los guerreros de Umthi susurrar “el Enano Blanco” llenos de admiración.

En el centro mismo del ejército enemigo se podía ver al de barba blanca blandiendo su poderosa hacha, abriéndose paso a tajos a través de las innumerables filas del enemigo. Ante aquella motivadora visión, el pueblo de Umthi, a pesar de estar sangrando por múltiples heridas y de estar totalmente exhausto, sacó fuerzas de flaqueza y se lanzó hacia delante una última vez en un esfuerzo desesperado por llegar junto al Enano Blanco, que se erguía solo entre los Goblins. Cuando consiguieron la victoria y Umthi echó una ojeada alrededor del campo destrozado, el Enano Blanco había desaparecido y no había ni rastro de él, excepto por los montones de enemigos muertos. En aquel mismo lugar se levanta hoy día un altar en honor a Grombrindal, aunque existen muchísimos más por los reinos de los Enanos.

Hay quien dice que el Enano Blanco no es otro que Snorri Barbablanca, el rey enano de Karaz-a-Karak, que fue el único Enano en recibir el debido y merecido respeto por parte del Rey Fénix de los Altos Elfos de Ulthuan. Pero de eso hace mucho mucho tiempo, antes de la Guerra de la Barba; y, si fuera cierto, el Enano Blanco podría considerarse un auténtico antepasado que, sin lugar a dudas, consiguió de alguna forma misteriosa traspasar los límites de la mortalidad.

En la Saga de Grombrindal se cuenta que este vaga por las Montañas del Fin del Mundo siguiendo los antiguos caminos enanos disfrazado de viejo prospector y cubierto con un gran manto. Siempre acepta un trago de buena cerveza enana de cualquier viajero que se encuentre en su camino y, a cambio, le obsequia con una profecía.

Se ha avistado en multitud de ocasiones a un extraño y solitario Enano que concuerda con esta descripción en un campamento enano la víspera de una gran batalla, a solas consigo mismo. A veces se ha visto su silueta caminado por las almenas de una fortaleza asediada, lo que se considera un buen augurio que porta la victoria y la esperanza. Al día siguiente, el Enano Blanco ha hecho su aparición en la batalla revestido con toda su panoplia real de guerra, como un antiguo rey legendario, como un verdadero Antepasado, como una figura que haya cobrado vida de los antiguos grabados enanos.

El Enano Blanco
M HA HP F R H I A L

8 7 4 4 5 4 4 4 10
El Enano Blanco puede escogerse como una opción de comandante, pero también ocupará una opción de héroe. Debe utilizarse exactamente como aquí se describe y no se le puede equipar con armamento u objetos mágicos adicionales.

Puntos: 526

Reglas especiales
Disfraz: el Enano Blanco siempre va disfrazado hasta que considera necesario desvelar su verdadera identidad. Dicho disfraz suele consistir en una enorme capa con la que se envuelve para ocultar su poblada barba blanca, ¡que es una clara señal de que se trata de un Antepasado!

Si lo deseas, el Enano Blanco puede empezar la partida oculto en cualquier unidad de Enanos excepto en una máquina de guerra y su dotación.

Si se encuentra oculto de esta forma, el Enano Blanco no se sitúa sobre el tablero, sino que se supone que avanza junto con la unidad en la que se encuentra escondido. Al inicio de la partida, anota en qué unidad está oculto. Si la unidad acaba siendo arrasada o huye, el Enano Blanco aparecerá y aguantará firme aunque el resto de la unidad esté huyendo o haya sido aniquilada.

El Enano Blanco puede revelar su verdadera identidad al inicio de cualquier fase de combate cuerpo a cuerpo. En este momento, debe situarse inmediatamente en la fila frontal de la unidad que haya elegido desplazando a una de las miniaturas normales. Si no existe ningún soldado raso en la primera fila, entonces deberá situarse en la segunda.

Una vez haya hecho su aparición, el Enano Blanco actuará como cualquier otro personaje.

Cabe destacar que, si el Enano Blanco es el general del ejército, las unidades solo se beneficiarán de su atributo de Liderazgo después de que haya revelado su identidad.

¡No conoce el miedo!: el Enano Blanco tiene tantos años y tanta experiencia en combate que es inmune a la desmoralización. Sin embargo, siempre mantendrá su odio contra los pieles verdes. Es tan valiente que, si por la razón que sea su unidad se desmoraliza y huye, él se mantendrá firme. Si la unidad estaba trabada en combate, él se mantendrá firme y seguirá luchando mientras el resto de la unidad sale corriendo.

El Yelmo Rúnico de Zhufbar
Aquellos Enanos que han logrado posar la vista sobre el impresionante casco que lleva el Enano Blanco sobre su fruncida frente han descrito la deslumbrante visión que contemplaron. Los herreros rúnicos han identificado este magnífico casco como el Perdido Yelmo Rúnico de Zhufbar, que desapareció hace muchísimos años cuando dicha fortaleza fue ocupada por las fuerzas enemigas.

Toda unidad de Enanos que esté huyendo siempre se reagrupará automáticamente si se encuentra a menos de 30 cm del Yelmo Rúnico de Zhufbar.

La Armadura de Escamas de Glimril
Tras la batalla de Thraag, en la que el Enano Blanco acabó con diez mil guerreros del Caos para rescatar al temerario Ungi Sin Riesgo y a sus compañeros, se encontró una sola escama de armadura clavada en los dientes del comandante del Caos. Se trataba de un metal completamente desconocido para la raza enana. Los herreros rúnicos quedaron totalmente atónitos y la llamaron glimril, pensando que quizá la habían forjado ¡los propios Dioses Antepasados!

Esta armadura proporciona al Enano Blanco una tirada de salvación por armadura de 1+ y una tirada de salvación especial de 4+.

Manto Rúnico de Valaya
Esta enorme capa con runas bordadas que lleva el Enano Blanco fue, sin duda, tejida por la propia Valaya. Como mínimo en una de las sagas, se cuenta que Valaya, la diosa enana de los Antepasados Enanos y protectora de la raza enana, se enamoró del Enano Blanco por su magnífica barba blanca y le regaló la capa como muestra de su estima.

El Enano Blanco tiene resistencia a la magia (3) siempre que lleve el Manto Rúnico.

El Hacha Rúnica de Grimnir
La poderosa hacha que blande el Enano Blanco coincide con la descripción del Hacha Rúnica de Grimnir que aparece en varias sagas y leyendas. Tal vez Grimnir otorgara su legendaria arma al Enano Blanco.

Esta hacha concede a su portador +2 a la Fuerza y requiere usarla a dos manos (aunque no por ello ataca necesariamente en último lugar). El Hacha Rúnica de Grimnir permite al Enano Blanco repetir la tirada para impactar y la tirada para herir. Además, los oponentes deben repetir toda tirada de salvación por armadura exitosa.

Ver miniatura